enero 26, 2017

El experimento

Para detectar el flujo de muones construiremos una cámara de niebla. Una cámara de niebla es una “caja” con un ambiente sobresaturado de alcohol isopropílico. Cuando la partículas cargadas la atraviesan, dejan un rastro de color blanco que se mantiene durante un pequeño período de tiempo. El objetivo es colocar la cámara en una”góndola” que se lanzará con un Globo estratosférico, en el que todos los experimentos del BEXUS 24 se llevarán a cabo.

Nuestro experimento consistirá de la cámara y su sistema para controlar el correcto funcionamiento, dos cameras fotográficas y el diseño y componentes eléctricas apropiadas. Realizaremos fotografías de la cámara a gran velocidad durante toda la fase de ascenso del vuelo. Con estas fotografías podremos contar el número de muones por segundo han atravesado el detector. Para tal propósito, diseñaremos un software de post-procesamiento que contará el número de trazas en nuestras imágenes. Esto será posible gracias al hecho que los muones dejan trazas rectas y gruesas, mientras que otras partículas (por ejemplo, los electrones) o bien tienen trazas curvadas o bien son paradas por los materiales de la estructura.

Una vez el flujo de muones en cada altitud haya sido calculado, intentaremos obtener una curva exponencial del número de muones en función del tiempo. Esto es posible debido a que podemos saber de antemano la velocidad de los muones. Así, seremos capaces de comparar la vida media experimental de los muones con los valores predecidos por ambas: la teoría clásica y la teoría de la relatividad especial.